Por qué decidí ser Storyteller y crear un blog

Siempre he creído que la vida de cada persona es mejor que una telenovela: nos enfrentamos a situaciones duras cuando nos invade el terror, las crisis, alguna enfermedad, problemas económicos, de pareja; a situaciones excitantes cuando nos enamoramos al mejor estilo de Disney. Este es el caso de una amiga que conoció el amor en un bar, pero sentado en la mesa de al lado, no iba con su grupo de amigos, no estaba en la misma celebración solo el destino los puso uno al lado del otro y este hombre al verla le habló y dos años después ¡se casó! La química existe, es real y está andando por ahí en la calle atrayendo momentos mágicos a nuestra vida.

También, tengo un problema de memoria: soy pésima recordando nombres específicos y direcciones exactas, pero si me lo cuentan a través de una historia puedo recordar muchos hechos y aunque de seguro no voy a recordar el nombre del protagonista por más que me esfuerce, el mensaje y la lección se queda en mi corazón y mi mente.

Estudié varias biografías de grandes maestros como Buda y Jesús y ellos enseñaban a través de parábolas e historias y se comprendía el mensaje detrás de ello, somos niños hasta el último día de nuestra vida y aunque podemos acumular mucho aprendizaje sistémico, las historias nos conectan con la emoción real, con las personas que las vivimos, porque compartimos momentos, estilos de vida, alegrías y fracasos. Nos emociona la alegría de un bebé riendo o nos pone triste la muerte de un ser querido.

Busco unir con humildad lo que estaba separado y con esto me refiero unir a las personas que compartimos intereses comunes, situaciones de vida y experiencias para que juntas nos apoyemos en esta vida perfectamente imperfecta, seguro alguien sabe lo que yo no sé, y en una comunidad nos podemos apoyar, lo hacemos a través de grupos de WhatsApp con los amigos, pero podemos expandir nuestros limites y hacerlo con personas que no conocemos de todo el mundo y llevar ese algo que nos hace especial.

Por qué un blog

Cómo la editorial no me contrató  me contraté, cree el blog. Los sueños hay que perseguirlos y un simple «No» por una editorial no podía ser el fracaso de mi pasión por la escritura. Tengo errores (u horrores) al escribir, pues no tengo editor que me corrija textos como ellos lo harían. Mi amiga Juliana me los corrige cuando se lo pido, ella es una excelente correctora de textos pero no le pago por eso y también mi hermano Juan Manuel que es realmente un teso con la ortografía y el estilo de los textos. Aunque él trabaja le queda poco tiempo, pero debo reconocer que sin el no habría hecho nada, ha sido mi apoyo incondicional con el blog y todo lo que yo no tengo idea sobre el tema, él es en realidad el diseñador del blog para que se vea bonito, funcional, me regaña cuando la embarro pero me apoya en mi locura natural, desde hace dos años que empecé con la conferencia de sexualidad siempre va conmigo, me graba, me corrige, me dice como hablar mejor, que ojo con la expresión de mi cara que habla más que mis palabras (es que no crean esa vaina de que se le note a uno lo que está pensando sin decirlo es una cosa jodida de manejar y por más que lo intento no mejoro), no tengo tampoco un diseñador para los post que me busque las imágenes perfectas que trasmitan el mensaje, paso horas en eso, no tengo un Community mánager que me maneje las redes sociales, yo hago los artículos, los publico, los comparto y he aprendido de un mundo antes desconocido y eso me reta el intelecto, aún no pongo anuncios pagos en Google, he ido subiendo en los buscadores a pulso, yo creo que solo con el ejemplo puedo ser autentica y demostrar que ¡si se puede!

Se acuerdan del artículo de los limites, vamos a ver hasta donde llego sin inversión en publicidad pero créanme que solo hay que empezar, usar los recursos con los que cuentas y no quedarte parado y frustrado porque no tienes otros recursos, —Usa los que estén a tu alcance para dar los pasos a tus sueños y volverlos realidad, si me hubiera quedado parada esperando tener todas esas cosas les aseguro que estaría otra vez empleada, en un circulo vicioso e infeliz, soñando con mi trabajo ideal pero esperando que me cayera con todo listo y eso nunca va a pasar, te dan ciertos recursos, ciertos dones, algunos talentos, y de ti depende usarlos de una manera única, trascendental y que creen tu vida. Y es hay donde entra la magia y el misticismo, cuando tienes tanta pasión por algo que quitas la mente miedosa de tu camino y te lanzas con toda a asumir las consecuencias. — De los errores que cometas al principio no te detengas, arréglalos, aprende y sigue adelante.

Sin embargo, no solo el deseo de escribir me motivó, también el deseo de contar historias (storyteller) y conocer historias y en esto estoy fallando desde el 10 de julio que empecé a lanzar no he recibido historias para publicar de otras personas, me mandan correos electrónicos contándomelas pero no con la autorización de publicarlas y créanme genuinamente las necesito para tener material para los talleres, para las conferencias, para el blog, para inspirar, para motivar a otro, para que el sueño se complete en toda su forma, ese de unir historias de vida y crear una comunidad de apoyo entre todos, todos tenemos una historia que merece ser contada y la historia de las personas comunes, normales, sencillas para mí valen oro porque eso las convierte en excepcionales, únicas y especiales.

A veces no le damos el valor necesario a las experiencias que hemos acumulado a lo largo de la vida, pero esas experiencias, esa historia de lo que eres, de lo que has pasado, de lo que te has divertido, enamorado, sufrido, de éxito laboral, profesional o de errores que has cometido pueden hacer la diferencia en la vida de otras personas que te van a leer; Si tienes un mínimo de conocimiento en escritura o eres apasionado o apasionada por ella, conoces a alguien que tenga el perfil para contar su historia, la espero con amor, gratitud y felicidad.

Al igual que sus comentarios a este articulo.

Un abrazo

4 comentarios en “Por qué decidí ser Storyteller y crear un blog

  1. Pao que bueno saber un poco de vos después de tantos años en el colegio. Felicitaciones por la iniciativa, por mantener la esperanza y creer en los sueño para ir tras ellos. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *